La planta de sábila tiene un sinnúmero de beneficios por su extenso contenido de nutrientes que incluye las vitaminas  A, C, E y B1, B2, B3, B6 y B12, ácido fólico, minerales y otros. La sábila es una especie de planta suculenta del género Aloe. Se cultiva como planta decorativa, para usos medicinales, para usos cosméticos e incluso para la alimentación en algunos países. 

Estos son algunos beneficios de tener una planta de sábila en su hogar:

Diabetes:

Varias investigaciones han llegado a la conclusión que esta planta tiene propiedades que regulan la glucosa del organismo y por eso ha sido considerada como un antidiabético. Tiene propiedades que ayudan a reducir el colesterol y mejoran la circulación.

Digestión:

Estudios han comprobado que esta planta favorece la absorción de nutrientes, ayuda a eliminar los gérmenes nocivos en el aparato digestivo, actúa como un reconstructor de la flora intestinal, es eficaz para atacar las bacterias que producen las úlceras estomacales, entre otros.

Piel y Cortaduras

La planta de sábila es una de las más conocidas para usos cosméticos, el cuidado de la piel y sanación. Sus agentes antisépticos son ideales para desinfectar la piel, favoreciendo la eliminación de células muertas para que la piel se vea más joven y saludable. Es ideal para reducir las cicatrices, calma el dolor de las quemaduras, suaviza, calma irritaciones, cura el acné, mejora el flujo sanguíneo, entre otros.

Sistema inmune:

Esta planta es rica en polisacáridos, los cuales estimulan los macrófagos, más conocidos como las células blancas en la sangre, quienes se encargan de combatir los virus.

Decoración: 

Uno de sus usos principales hoy en día es la decoración. Ahora que las plantas suculentas están de moda, la sábila cae dentro de esa categoría. Son estéticamente atractivas, fáciles de mantener vivas y combinan con cualquier tipo de decoración.

 

 

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.