Imagino que las has visto antes, específicamente en las decoraciones de los años setenta, cuando la Tillandsia, o planta de aire, se puso muy de moda en la decoración del hogar. Esta planta es la mejor opción para estos tiempos de sequía ya que conllevan poco cuidado, no necesitan tierra y utilizan muy poca agua para sobrevivir. Sus raíces se sujetan a piedras, árboles o arbustos y al suelo.

Las plantas de aire crecen de muchísimas formas distintas, desde unas con hojas coloridas y gruesas, hasta unas que son simplemente espinas blancas. De hecho, hay más de 650 tipos de estas plantas y son familia de las Bromelias. Éstas plantas son nativas del sur de los Estados Unidos, México, Centro América y Sur América, por lo tanto se dan mejor en ambientes calurosos y no les molesta ser desatendidas.

AirPlant1

Ellas se ven hermosas como elementos de la estética arquitectónica de un edificio o también acomodadas en un terrario hecho para ellas. Al estar disponibles de tantos colores, son perfectas para añadir contraste y color a cualquier decoración.

¿Cómo cuidar una Planta de Aire?

  • Ofrécele un espacio con buena circulación. Aunque por su nombre este hecho es un poco obvio, nunca te olvides de que, cómo los humanos, estas maravillosas plantas necesitan respirar.
  • En tiempos de verano y calor, échale una pequeña rociada de agua una vez al día para que ella mantenga la humedad que necesita para seguir creciendo.
  • Una vez al mes la planta se debe fertilizar utilizando un fertilizante líquido bajo en nitrógeno, mezclado a un cuarto de su potencia.
  • Mantenla fuera de la luz directa del sol, aunque son plantas de calor, a nadie le gusta tenerlo encima todo el día.

AirPlant2

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.