Prepárate. Cuando estas pensando hacer un trabajo de remodelación, lo primero que debes hacer es tener bien pensado la dinámica de cómo se va a hacer todo. Estudia bien lo que quieres hacer. Mientras más sabes sobre lo que piensas hacer, más fácil será el proceso de remodelación. Déjate llevar por estos “tips” y también aprende lo que no debes hacer.

diyhd

Ten claro lo que quieres hacer. Ten una meta, ideas de la misma y como llegar a ella. El decirle a un contratista exactamente donde quieres todo y para que vas a usar las distintas partes de la cocina funciona mucho mejor que decirle nada más que la quieres remodelar.

Tienes que ser preciso con lo que tienes y con las medidas. Observa y mide. Decide que tipo de renovación requieres y si cabe en el espacio que quieres hacerlo.

Haz tu tarea y averigua los tamaños y tipos de materiales que necesitas usar y que estén disponibles. Usa madera, gabinetes, bañeras, entre otros de tamaño estándar. Esto te ahorrará tiempo y dinero. El saber los códigos de los colores funciona mucho mejor que tratar de describirlo nosotros mismos.

Se realista sobre el retorno de la inversión. Considera el valor de tu hogar y las características que tienen otras propiedades en la urbanización. Haz esto antes de poner la casa a la venta. Utiliza material público para averiguar los precios de las otras propiedades.

Tu salud vale más que todo lo demás. Cuando sea posible usa enseres que conserven energía.

No pagues demás por un trabajo que se basa mucho en materiales baratos. Si piensas quedarte en tu hogar por muchos años, escoge materiales de buena calidad. Estos se verán mejor y rendirán por mucho más tiempo.

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.