La decoración minimalista es una tendencia que se ha convertido en un estilo de vida.  El mismo puede ser adaptado tanto a tu forma de vestir como a los artículos que eliges para decorar tu hogar.  No obstante, este estilo que opta por la sencillez, se caracteriza por la elegancia, sobriedad y ausencia de elementos innecesarios.

¿Quieres adoptar este estilo y no sabes cómo?  Echa un vistazo estos consejos y siguelos al pie de la letra…

 

Espacios y elementos decorativos

 El interiorismo minimalista, ofrece una sensación de amplitud y limpieza, mostrando los espacios semi vacíos, con pocos elementos decorativos.  Sin embargo, a la hora de escoger una decoración acorde a este estilo, se recomienda poner algún cuadro abstracto o alguna planta para dale un ambiente fresco.  Esto ayudará a darle un toque de color y calidez al hogar.

 

Muebles

 Los muebles minimalistas se caracterizan por sus tonos blancos o crudos, así como sus formas geométricas  y bien definidas, lo que ayuda a dar una estructura elegante y simple. De igual forma, suelen ser construidos con materiales como la madera o el acero, ya que son materiales más duraderos y resistentes, y a su vez, le aportan un aspecto más distinguido.

 

Los colores

El estilo minimalista utiliza colores monocromáticos, utilizando el color blanco como base, hasta fundirse con colores neutros y puros. También utiliza colores más oscuros, como el negro o el marrón chocolate, con el objetivo de brindar contraste y profundidad, lo que otorga una sensación de mayor espacio en el hogar.  Por otro lado, los materiales utilizados en la decoración minimalista son la madera, el cristal, el aluminio y el acero. Utilizando como base materiales sencillos, lisos y naturales.

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.