¿Estás preparado para la temporada de huracanes? Te ofrecemos los mejores tips y recomendaciones para prepararte ante la llegada de un huracán. La temporada de huracanes comienza el 1ro de junio  hasta el 30 de noviembre. Nunca subestimes el valor de estar debidamente preparado.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés) mantiene una continua vigilia a los ciclones tropicales sobre el Atlantico, el Caribe, el Golfo de Mexico, y el Pacífico desde mayo 15 hasta noviembre 30.

  • Vigilancia-  Una vigilancia de huracanes se emite para una costa específica por la que una tormenta o huracán sea una posible amenaza.
  • Advertencia – Una advertenciade huracán se emite cuando un huracán con vientos sostenido de  74 mph o más es esperado en una costa aérea específico dentro de 36 horas o menos. Una advertencia de huracán se puede mantener en efecto cuando os niveles del mar están peligrosamente altaa o una combinación de agua peligrosamente alta y olas excepcionalmente altas continúan, a pesar de que los vientos pueden haber disminuido por debajo de la intensidad del huracán.

Desarrolla un plan de desastres para tu familia.

El mejor momento de realizar decisiones importantes sobre la seguridad de tu familia es ANTES de que el desastre ocurra. En el pasado se muestra que las personas que planifican de antemano se muestran mejor preparados. Si un desastre ocurre, tu comunidad, el gobierno y organizaciones de alivio de desastres podrían ayudar, sin embargo es importante estar debidamente preparado y autosuficiente por un MÍNIMO de 72 horas (tres días).

Los elementos de un buen plan de desastre familiar incluyen:

– Identificar una habitación segura o las áreas más seguras de su hogar para cada peligro de huracán. En ciertas circunstancias, las áreas más seguras pueden no ser su hogar sino dentro de su comunidad.
-Determinar rutas de escape desde su casa y lugares para reunirse. Estos deben medirse en decenas de millas en lugar de cientos de millas.
-Tener un amigo fuera del estado como contacto familiar, para que todos los miembros de su familia tengan un solo punto de contacto.
-Haga un plan ahora para saber qué hacer con sus mascotas si necesita evacuar.
-Publique números de teléfono de emergencia en sus teléfonos y asegúrese de que sus hijos sepan cómo y cuándo llamar al 911.
-Verificación de su cobertura de seguro: los daños por inundaciones generalmente no están cubiertos por el seguro para propietarios de viviendas.
-Almacenar suministros de emergencia no perecederos y un kit de suministros para desastres.
-Usando una radio del tiempo NOAA. Recuerde reemplazar su batería cada 6 meses, como lo hace con sus detectores de humo.
-Tomando clases de primeros auxilios, RCP y preparación ante desastres.

 

Enalces con más información importante:


Es trabajoso pero prepárate no importa qué.

No te desanimes por las largas filas en la ferretería, el supermercado o la gasolinera.

No dependas de las ayudas del gobierno.

Ten materiales como comida, agua potable, generadores, linternas, baterías, comida de mascotas y todo lo que necesitas con subasto de al menos 3 días.

Prepararte para un huracán o un desastre no tiene que ser costoso si te preparas de poco a poco y con tiempo de antelación.

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.