Próximamente en cines, estrena el próximo capítulo de las historias de James Bond. Hasta ahora no podemos tener sus artefactos pero, por lo pronto, nuestras piscinas pueden ser parecidas a algo que el usaría. Aprieta un botón y lo que en un momento es tu patio, se esconde. De repente, se empieza a llenar de agua y en menos de diez minutos tienes una piscina.

MN-AK243_HIDDEN_M_20150922173026

De primera instancia, el sistema fue desarrollado para uso comercial pero, ahora, un grupo de manufactureros lo están adaptando para uso residencial. El sistema cuesta cientos de miles de dólares y, por lo pronto, lo están empezando a usar en hogares lujosos. El piso flota encima del agua. Cuando está en su posición, este puede aguantar entre 20 a 60 libras por pie cuadrado. Esto es suficiente para aguantar hasta un carro, según los desarrolladores.

Cuando te den ganas de nadar o jugar en tu piscina, el sistema hidráulico hace que la base se sumerja y se vuelve el piso de la misma. La profundidad puede ajustarse para niños o más profundo para adultos. Lo mas que le atrae a varios clientes son las funciones de poder usar todo el espacio (ya que una piscina ocupa mucho espacio) y la seguridad.

El hueco de la piscina se hace con varios pies adicionales de profundidad para poder acomodar el equipo y para que los pisos se puedan ajustar. Los pisos pueden costar desde $300 hasta $500 por pie cuadrado y las piscinas cuestan más de un millón de dólares. Por estas razones, el mercado es  limitado. Próximamente, los desarrolladores usarán el deseo de reclamar el espacio que requiere una piscina como empuje de mercado.

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.