Nuestro dormitorio debería ser el espacio al que más mimamos en el hogar, pues es donde se supone nos sintamos más identificados y relajados a la hora de dormir.  Sin embargo, esto no siempre se da de esa manera, pues mayormente es el lugar al que menos atención le prestamos o simplemente no sabemos cómo personalizarlo a nuestro gusto.  Si este es tu caso ¡NO TE PREOCUPES MÁS! Tu Nuevo Hogar busco los mejores consejos de expertos en decoración para ayudarte a tener el cuarto de tu sueños. ¡TOMA NOTA!…

1. CAMA: LA MEDIDA PERFECTA PARA TU ESPACIO

La cama es la pieza CLAVE del dormitorio y a raíz de ella deberán organizarse el resto de los elementos. El truco ideal para saber qué medida elegir es trazar un círculo imaginario de 260 cm alrededor de la cama. Es la manera de asegurarte incluir una cama de 135 o 150 cm –la medida cómoda para una cama compartida– y el espacio libre alrededor para moverte con comodidad y decorar el resto del espacio.

 

2. CABECERO: LA PIEZA ESTRELLA

La parte del cabecero es la más importante de un dormitorio, ya que es la que resalta y acoge la cama. De igual forma, es casi lo primero que vemos al entrar al dormitorio, por lo que es de las piezas más llamativas del espacio. Además del cabecero, los expertos en decoración de interiores recomiendan estilizar esa pared, ya sea con papel pintado, algún efecto textil, pintura, molduras o con un empanelado en madera.  Todo dependerá el estilo y la línea que elegirás para decorar tu espacio.

 

3. ARMARIO: PRÁCTICO Y ARMONIOSO

Esta es la parte con la que más a gusto debes sentirte, además de la cama… Expertos en decoración apuestan siempre por un balance armonioso entre el armario y la decoración, ya que “puede parecer muy cargado”. ¿Cómo lograr el blance perfecto? Apuesta por un diseño neutro y atemporal.  El mismo puede ser liso o con textura.  Se recomienda que el armario sea de colores claros o igual que la pared, y que se vea ligero aún siendo una pieza pesada. En cuanto a la capacidad, llévalo siempre al techo.  Se recomienda para cada persona unos 100 cm de ancho de armario, sin embargo, esta medida puede variar dependiendo el espacio y altura del lugar.

4. MESAS DE NOCHE: EL COMPLEMENTO PERFECTO

Casi siempre escogemos estas mesitas en juego con la cama. Pero ¡SORPRESA! Si eres de esas personas creativas puedes jugar un rato hasta dar con la combinación perfecta.  Según expertos en decoración “hoy en día las mesillas pueden ir parejas, a juego con el cabecero o incluso elegir un diseño que simplemente te guste, lo que da un look más atrevido”.  La clave es que aún siendo diferentes, vayan acorde con el conjunto.

 

5. CORTINAS: TOQUE ESTILIZADO

Las cortinas son un básico en un dormitorio. Las mismas no solo ayudan a preservar la intimidad, sino que aíslan, del frío y del ruido, y también regulan la luz. Las telas más recomendadas para unas hermosas cortinas en tu dormitorio son el terciopelo. Además del lino, uno de los materiales estrella.

 

6. ILUMINACIÓN: INDIRECTA Y CÁLIDA

Evita las lámparas de techo en el dormitorio, ya que las mismas deslumbran demasiado el lugar. Siempre es mejor apostar por las luces indirectas, teniendo en cuenta si buscas un look más moderno, o de sobremesa. No obstante, el armario sí es donde realmente se necesita una luz potente, por lo que se recomienda los focos empotrados y orientables.

 

7. ROPA DE CAMA: DETALLES QUE MARCAN LA DIFERENCIA

Un dormitorio en blanco con un cabecero neutro puede ser super especial con una ropa de cama escogida con mucha cautela. De hecho, puedes jugar con la ropa de cama para darle color al dormitorio, ponerlo a la moda o crear contraste. En esta parte todo dependerá del estilo que deseas tu dormitorio.

 

Más allá de la ropa de cama, es muy importante cuidar escena estética de la cama. Nuestra recomendación es colocar las almohadas, dos cojines de 60 x 60 cm y, según el tamaño de la cama, dos de 50 x 50cm. También, colocar una colcha a pie de cama hará que la cama se vea apetecible y armoniosa con su alrededor.

¿Aún no sabes cómo comenzar? ACÁ TE DEJAMOS UN TIP: Esta temporada se llevan los tonos neutros (blancos, grises y cremas). Puedes resaltarlos añadiendo color en cojines con tonos un poco más oscuros que la ropa de cama.

 

8. ALFOMBRA: CUANTO MÁS GRANDE, MEJOR

La alfombra da un gran toque de estilo al cuarto pero OJO con los espacios pequeños. Muchos decoradores recomiendan tener muy en cuenta el tamaño del dormitorio para saber qué tamaño es el adecuado para el espacio, pues si tienes un espacio pequeño y una cama grande no se recomienda utilizar una afombra muy grande, ya que puede cargar el espacio.  También es importante tener en cuenta el color y la textura de la misma para crear armonía y elegancia en el cuarto.

 

9. MUEBLES Y TOCADORES: UN COMPLEMENTO DECORATIVO

Si cuentas con espacio, completar el dormitorio con un mueble y/o un tocador es un must. Esto le dará un plus decorativo a tu espacio. Elegir estas partes no siempre es tarea sencilla, por lo que te recomendamos elegirla acorde con el estilo de tu dormitorio.  Puedes escoger una pieza que contraste con tus mesas de noche o cabecero.

 

 

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.