Parece ser una tarea fácil, sin embargo, es más complicado que lo que te imaginas por eso te brindamos los mejores tips de cómo hacer compra correctamente.

La primera vez que fui a hacer compra, tenía aproximadamente 19 años, era universitaria, y el hecho de no saber cuántos potes de salsa de tomate comprar me tenía en una de mis primeras crisis existenciales. El anuncio en la góndola decía “5 X $1.00”. ¿Debo comprar los cinco potes para aprovechar la oferta? ¿Debo comprar solo uno? Si compro solo uno, ¿me sale en $.20 o tendría que pagar el dólar completo?

Nadie se imaginaría mi crisis aquella tarde frente a una góndola de salsa de tomate… salvo el gondolero que me preguntó si me encontraba bien luego de verme llorar en confusión durante media hora.

El punto es que no importa si vives solo, o si tienes una familia de siete miembros, ir bien preparado al supermercado es importante y resulta en el ahorro de dinero, ahorro de tiempo, y en el que no se te olvide pedirle el café a la cajera al final de tu visita.

¡Aquí un listado con los mejores tips de cómo hacer compra correctamente y convertirte en un profesional del shopping como yo!

1. Siempre ve con una lista 

Una lista siempre es esencial a la hora de hacer compra. Créeme, que de ir equipado sin una lista resultará en que se te olvide la leche, el pan o peor aún, el café. Por otra parte, verás que comprarás artículos que realmente no hacen falta, y gastarás dinero de más.

2. Planifica un menú semanal.

Este fue el principal error que cometí durante mi crisis de salsa de tomate. Al no saber qué estaría preparando durante la semana, naturalmente no sabía la cantidad de comida que necesitaría. Por ejemplo: por cada cacerola de habichuelas guisadas, aprx. una salsa de tomate. Si piensas cocinar habichuelas guisadas dos veces en la semana, entonces compra dos potes. Pero si no quieres volver al supermercado durante las próximas 2 semanas, entonces compra 4, más uno adicional por contingencia… por si se te queman.

3.  No vayas con hambre

Este es un consejo común, pero es cierto: cuando tienes hambre, quieres comprar todo tipo de basura. Terminarás gastando mucho más. Coma una buena comida antes de salir de su casa, y será más probable que solo compre lo que haya en su lista.

4. Tener un presupuesto.

Cuando voy a la tienda, sé exactamente cuánto puedo gastar. Entonces hago mi mejor esfuerzo para mantenerme dentro de ese límite. Si no sabe cuánto puede gastar, ciertamente gastarás demasiado.

5. Mantenga una lista en su refrigerador y anote las cosas inmediatamente.

Cuando te quedes sin algo, no confíes en tu memoria, pasará la semana y se te olvidará que se acabó el ketchup. Apúntalo de inmediato, y nunca tendrás que volver corriendo a la tienda porque no tiene nada para echarle al hotdog.

6. Compre en grandes cantidades cuando tenga sentido.

Se puede ahorrar mucho dinero comprando al por mayor, pero hay que saber cómo hacerlo correctamente. Muchas personas tienen membresía a lugares como Costco y Sam’s Club, pero realmente solo terminan comprando dulces y snacks que realmente no son necesarios. Para realmente ahorrar comprando al por mayor, necesitas comprar artículos necesarios y que se usen demasiado tales como: papel de baño, jabón, café, productos femeninos, etc. No se deje engañar por los especiales, compre lo que necesite.

7. Comprar vegetales congeladas.

Mientras que los vegetales frescos dan la impresión de ser mejores, en algunos casos comprar vegetales cogelnados podría ser mejor. Una de las razones es por su duración, una vez tengas los vegetales en tu congelador, no te tienes que preocupar por poca duración o fechas de expiración cercanas. Otra razón es porque vivimos en una isla. No es secreto que la mayor parte de los alimentos son importados a Puerto Rico, y dado a la Ley Jones, muchos alimentos frescos que se cosechan en países hermanos como la República Dominicana, tienen que tocar suelo americano antes de llegar aquí (y en barco) por lo que esos vegetales “frescos”, realmente han tenido toda una vida antes de llegar a tu carrito de compra. Por otra parte, muchos vegetales congelados, son precisamente congelados tan pronto se cosechan, por lo que pueden ser hasta más frescos que los “frescos”.

8. Busque los especiales.

Así como otras disciplinas profesionales lo que te hace experto es el estudiar. Todos los supermercados tienen especiales, asegúrese de buscarlos en el periódico (los shoppers salen los miércoles), o busque a través de shop.pr . Recuerde solo comprar lo que esté en su lista. Y si son alimentos no perecederos que utiliza mucho y a menudo, aproveche el especial y abastecese del producto, terminará ahorrando más a la larga. Recuerde que si el supermercado no tiene el producto que busca siempre puede solicitar un Rain Check.

9. No vaya con prisa

Tome su tiempo para comparar las diferentes marcas y precios. Algunas veces puedes salir mejor comprando  la marca de la tienda, pero OJO, no siempre es así, por lo que tome su tiempo para observar los distintos precios y no se deje engañar. Ten en consideración que super tiendas como Walmart igualan precios, por lo que si vas sin prisa a una hora no perturbadora para los demás clientes (como luego de las 9:00pm), puedes ir con los shoppers de otras tiendas para que te igualen los precios de algunos productos.

10. No olvide sus bolsas reciclables 

Puerto Rico ha dado un gran paso en prohibir el uso de bolsas plásticas en los supermercados, sin embargo, aún las venden por precios entre $.10 hasta $.25 dependiendo de la tienda. Evite la contaminación habiental y de vez ahorre todo lo que pueda ahorrar llevando sus propias bolsas reusables al supermercado. No solo su bolsillo, pero tambien el ambiente se lo agradecerá. Éstas son las que yo utilizo, aquí.

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.