En Europa, Asia y en varios países de América Latina es costumbre y hasta se fomenta que se tome una siesta durante las dos horas de almuerzo que por lo regular las empresas brindan, pues ahoa existe la silla de oficina que se reclina completamente, perfecta para dicha actividad.

Estudios han mostrado que tomar siestas ayudan a mitigar los efectos de la privación del sueño y, por lo tanto, son una ayuda útil para restaurar su productividad a niveles óptimos. Dormir solo una hora adicional cada semana (algunos 12-15 minutos diarios) se correlaciona con un aumento productividad en la tardes.

Hay algunas pruebas que vinculan las siestas, específicamente, con los beneficios laborales. Por ejemplo, un estudio realizado por la Universidad de Michigan asignó al azar a 40 participantes adultos a dos grupos. Un grupo tomó una siesta de 60 minutos y el otro vio un video de la naturaleza; para el grupo de “siestas”, los investigadores encontraron los siguientes resultados:

Menos comportamiento impulsivo.

Los participantes que tomaban la siesta tenían menos probabilidades de participar en conductas impulsivas, como involucrarse con distracciones o moverse fuera de la tarea.

Mayor tolerancia a la frustración.

Al tratar de completar un rompecabezas difícil, los participantes que tomaban siestas tenían menos probabilidades de exhibir signos de frustración y otras emociones negativas.

Mejora el enfoque y el estado de alerta.

Como era de esperar, los participantes que tomaban siestas mostraron niveles más altos de concentración y estado de alerta.

A lo que nos lleva a la creación de la siguiente silla. Una compañía japonesa desarrollo la silla perfecta para habilitar las siestas en la oficina, ¡por lo que ya no tendrían que ir al carro a dormir!

 

Artículos Relacionados

1 Comentarios

  1. Alan Smythe

    Donde se compra? Precio?

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.