Así como el pescado fresco tiene su mejor temporada, existe también “la mejor época” para comprar muebles.

Si a la hora de sentarte a ver televisión lo primero que sientes es un “spring” en áreas donde no debes, o si simplemente basta con mirar la mesa coja de comedor para decir “¡esto se tiene que ir ya!”, entonces es hora de comprar muebles nuevos.

Mientras que durante todo el año puedes encontrar ofertas con descuentos especiales, hay que ser más estratégico que simplemente ir a la mueblería el fin de semana del “día de los presidentes” si quieres ahorrar lo más posible.

Enero es excelente fecha para comprar muebles ya que es la temporada pos-navidad en que las mueblerías quieren salir de todo inventario viejo. Sin embargo, el querer salir de inventario significa que en febrero reciben mercancía completamente nueva; estilos nuevos, moda nueva.

Ahora bien, esto significa que tienes dos alternativas: adquirir la mercancía en liquidación o esperar a que los estilos nuevos entren en oferta más adelante en el año.

Si decides por la mercancía nueva, entonces la mejor alternativa para actualizar tu hogar sería en la época de verano. Estadísticamente, los meses entre junio a agosto son los meses en que menos transacciones de muebles hay. Posiblemente sea por el hecho de que en esta época las familias tienden a concentrarse más en utilizar su dinero en actividades extracurriculares como vacaciones, por lo que las ventas en las tiendas disminuyen.

Durante la época de septiembre a noviembre, las mueblerías comienzan a enfocarse en las ventas del ‘viernes negro’ que se aproxima, por lo regular inflan los precios durante este tiempo para que el “descuento” durante la venta especial dé la ilusión de ser más grande de lo que realmente es.

Las navidades son también una época en que las personas quieren arreglar sus hogares en preparación de recibir visitas… las compañías grandes de ventas de muebles están muy conscientes de esto. Al igual que en navidades, durante los primeros meses del año las mueblerías también conocen la tendencia de querer renovar el hogar para el año nuevo entrante, por lo que nuevamente, los descuentos pueden venir de precios inflados previamente.

Centros de liquidación y “outlets” pueden ser una buena alternativa si te encuentras con un presupuesto ajustado. Cadenas grandes de ventas por lo general cuentan con un outlet o centro de liquidación donde venden piezas devueltas por los clientes, piezas defectuosas y piezas que han sufrido daños en transportación. Esto es excelente alternativa si no te molestan los muebles que tengan algún defecto mínimo que tal vez se pueda reparar en casa.

Puntos para recordar:

  • Las ventas de muebles en general bajan en verano, lo que hace que los descuentos aumenten.
  •  Nuevos estilos de muebles se lanzan en agosto y febrero, así que estos son los momentos para aprovechar estilos viejos en liquidación.
  • Viernes negro podría ser buena época para comprar, pero hay que estar pendientes a “falsos descuentos” y precios inflados previamente.
  • Centros de liquidación y “outlets” pueden ser una buena alternativa si te encuentras con un presupuesto ajustado.

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.