La Casa Incubo en San José, Costa Rica mide alrededor de 3,660 pies cuadrados y está construida completamente de contenedores de envío. Esta estructura de dos niveles fue más fácil para construir para María José Trejos, la arquitecta del proyecto, ya que al juntar y deslizar todos estos contenedores para hacer la silueta de la casa ella ahorró casi veinte porciento del costo que sería una casa típica.

Shipping3

Los contenedores fueron rescatados del puerto caribeño de San José, algo que aquí en Puerto Rico no está fuera de nuestro alcance. Estos contenedores entonces fueron tratados como piezas de un rompecabezas, uniendo dos contenedores uno encima del otro para crear espacios amplios como patios interiores y terrazas.Shipping2

El techo de los contenedores, está terminado con grama artificial, creando una terraza donde Sergio Pucci (dueño del hogar y fotógrafo) puede ofrecer excelentes fiestas y tener sus sesiones privadas de yoga con su esposa quién es instructora. Arriba, unos telones que cubren la terraza y hacen referencia a las clases de yoga anti-gravedad que da la señora de la casa.

Shipping4

En el caso de Sergio, él es un fotógrafo de profesión y necesitaba un espacio para montar su galería de arte. Por lo tanto Trejos construyó la casa al rededor de un patio interior para permitir que entrara luz natural.

El cedro que se encuentra en el centro del patio interior se tuvo que podar durante la construcción, pero las partes que se sacaron fueron utilizadas para construir las escaleras y algunas otras partes del hogar. El reciclaje y los productos reciclados forman parte integral de la decoración de esta casa, ya que Trejos utilizó piezas como paletas de madera para crear mesas y las camas están hechas de plástico reciclado.

Shipping5

Shipping6

El techo inclinado que se encuentra sobre la marquesina está pintado de blanco para reflejar el calor en este ambiente, y también contiene un calentador de agua solar. A su vez, le incluyeron a la casa un sistema de recolección de lluvia la cual se usa mucho durante la época lluviosa.

Shipping7

El comedor está decorado con una mesa diseñada por la misma arquitecta. Las cortinas de bambú que se ven en las ventanas están puestas en el lado que mira hacia el oeste para proteger la casa de los rayos del sol a ciertas horas del día.Shipping8

Vía Dwell.com

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.