Esta es la casa de la diseñadora Nani Marquina y fotógrafo Albert Fuente en Ibiza. Tienen un par de sillas cubiertas en tela kilim y una alfombra hecha a mano de Túnez en su sala. Estas proveen distintos toques de color en medio de un esquema general de colores blancos y cremas.

El arquitecto Jeff Sherman renovó lo que antes era una casa adosada y dañada en Brooklyn. La transformó en un hogar iluminado y fresco con un presupuesto bajo. Aquí puedes ver el perro de la familia con una cama de Modernica y una alfombra turca que le da el toque perfecto al área.

Esta alfombra colorida de época le hace un contraste perfecto al resto de la sala de estar y sus elementos en madera. Está localizada en Oregón.

Esta alfombra de cuadros de Nanimarquina causa conmoción en un área que la paleta de colores es de tonos fríos como azul y gris. Los dueños la tienen su apartamento en New York City.

Una pareja buscaba un apartamento nuevo en el área de Toronto. Terminaron comprando un antiguo escaparate en la urbanización de Dudas West y lo renovaron. En el cuarto master, decidieron poner una alfombra beduina que compraron en Jerusalén. La acompañaron con unas lámparas de mesa.

La alfombra de lana mongol le da el toque perfecto de colores a la biblioteca de este apartamento cómodo en West Village.

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.