No todas las soluciones rápidas son soluciones seguras, especialmente cuando se trata de cableado eléctrico obsoleto en casas o apartamentos antiguos; por tal razón te presentamos problemas comunes eléctricos y cómo resolverlos.

Cuando se trata de electricidad, una cosa es lo más importante para tí y tu familia, y es seguridad. Claro, nos encanta ver televisión mientras nos secamos el pelo, escuchamos música, y descongelamos 3lbs de pollo en el microondas, todo a la misma vez para ahorrar tiempo, pero la realidad es que si su casa tiene más de 15 años puede que realizar todas estas actividades sea peligroso si no ha actualizado la cableado recientemente.

Adelante, problemas comunes de las que podría estar sufriendo su hogar y usted no lo sabe:

Muy pocos receptáculos 

A menos que su casa haya sido construida en los últimos 10 años en Puerto Rico, es probable que no haya suficientes receptáculos para acomodar su creciente lista de aparatos electrónicos. Las regletas eléctricas, o mejor aún, los protectores contra sobrecargas, que absorben las sobrecargas comunes que pueden dañar los componentes electrónicos, son una forma económica y segura de agregar salidas adicionales en la mayoría de las circunstancias. Nunca use un cable de extensión como una solución permanente cuando no haya un tomacorriente cerca.

Se puede usar una regleta eléctrica debajo de un escritorio o sistema de entretenimiento en el hogar siempre que incluya protección contra sobretensiones. Pero nunca debe usar una extensión para enchufar un dispositivo al otro lado de la habitación, ya que el cable puede desgastarse cuando se enrolla en esquinas y muebles. También podría retirarse parcialmente de la pared, creando condiciones que podrían iniciar un incendio. A pesar de que los protectores contra sobrecargas son adecuados para agregar tomacorrientes en un área concentrada como detrás de un centro de medios, nunca debe conectar en cadena múltiples tomas de corriente o usarlas para alimentar dispositivos de alto rendimiento como calentadores de espacio, acondicionadores de aire o secadores de cabello. 

Outlets obsoletos de dos puntas

Si su hogar tiene tomacorrientes de dos clavijas, no hay una manera segura de actualizarlos a tomacorrientes modernos de tres clavijas, a menos que llame a un electricista autorizado. Si usted es un inquilino, es posible que tenga un caso para que el propietario lo reemplace.

Puede comprar un adaptador de bajo costo como solución alternativa, pero debido a que sobresalen de la pared, pueden ser golpeados y desconectados, lo que causa que la electricidad se arquee y produzca chispas. No recomendamos ningún tipo de adaptador como solución permanente.

Receptáculos muertos

Puede sentirse tentado a ignorar un receptáculo muerto y cubrirla con un mueble, pero una salida que no funciona podría indicar un cable desgastado o suelto en algún lugar del circuito, detrás de la pared.
Un medidor de voltaje de mano o un dispositivo de prueba de tomacorrientes de tres clavijas de su ferretería local debería costar menos de $20 y le brinda más información para que la pase a un electricista cuando llame a uno para reemplazar el tomacorriente.
Reemplazar un tomacorriente es un trabajo rápido para un electricista con licencia, por lo que vale la pena que uno lo haga bien. Si usted es un inquilino, pídale a su arrendador que repare la salida. Porque una salida muerta es un problema de seguridad y habitabilidad.

Fusibles quemados frecuentes o ‘breakers’ que se caen frecuentemente

Si los ‘breakers’ se caen a menudo en su casa de más de 20 años, esto podría significar que sus
aparatos son demasiado potentes para el sistema eléctrico, o hay un cableado defectuoso.
Desafortunadamente, no hay mucha solución de problemas que pueda resolver por su cuenta antes de llamar a un profesional. Es normal que se funda un fusible o que se rompa un interruptor de vez en cuando, pero las ocurrencias frecuentes indican un problema más profundo.

Nunca cambie un interruptor o fusible por uno con un amperaje más alto, por ejemplo, reemplazar un interruptor de 15 amperios por una versión de 20 amperios, en un esfuerzo por corregir fallas frecuentes. Puede ser tentador, pero esto es peligroso porque, en lugar de abordar el problema de la raíz, está evitando que el fusible (que es, después de todo, un dispositivo de seguridad) funcione correctamente. Esto podría hacer que el cableado se sobrecargue y se sobrecaliente, lo que podría provocar un incendio.

 

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.