Hoy en día, las cocinas tienen diversos usos – por ejemplo, sirven para preparar alimentos y entretener a la visita. Esto requiere tener un buen sistema de luces. Una cocina con un buen plan de luces funcionales colocadas en distintos niveles, permite que el espacio se aproveche mejor.

Hacerlo no tiene que ser costoso.

1. Diversidad de Niveles:

Hay tres niveles de luces que se deben considerar para la cocina.

1. Ambientales

2. Para hacer tareas

3. Para acentuar

 

Cada nivel tiene diversos propósitos y distintas opciones. De esta manera se puede escoger el estilo que brinde la luz más efectiva y placentera. La selección debe ir acorde con la arquitectura de la residencia y el estilo del propietario.

 

2. Las lámparas:

El brillo y el color de la iluminación que en la cocina, es tan importante como la colocación de las lámparas. Se recomienda utilizar bombillas LED, con bajo consumo de energía. Las bombillas fluorescentes y las CFL no proporcionan luz de buena calidad y cuando se rompen, son tóxicas.

 

3. Luces ambientales:

Las luces ambientales son las más utilizadas en las cocinas. Su función es brindar una iluminación similar a la luz del sol durante el día. Cuando se vaya a escoger qué tipo de luz ambiental elegir para una cocina, se debe tomar en consideración el tamaño de la misma y la altura del techo.

 

 

 Es importante asegurarse de no crear áreas con poca o ninguna luz. También se debe tener cuidado y no crear un área que sea demasiado brillante.

 

4. Luces de techo: 

Vienen equipadas para montarse directamente al techo. También hay algunas que no se adhieren al techo del todo y guardan una pequeña distancia.

Cualquiera de las dos opciones es buena para cocinas pequeñas con el techo bajito. En estas cocinas, lo ideal es colocar una de estas luces en el centro.

 

 

5. Candelabros: 

En casas de dos pisos o techos que miden 10 pies de altura, un candelabro puede proporcionar una luz bastante efectiva. Estas lámparas sirven de punto focal dentro del diseño.

Para cocinas pequeñas, un solo candelabro es suficiente – y más aún si está complementado por otras luces. Si la cocina es bastante grande, puedes optar por poner dos candelabros en vez de uno.

 

6. Luces de pared:

Un buen lugar para poner lámparas en la cocina es en la pared. Esto le brinda alivio visual a la iluminación del techo y también le brinda más luz a la cocina.

7. Iluminación bajo gabinetes: 

Esta área almacena muchos utensilios de cocina importantes y a menudo es bastante oscura. Instalar iluminación dentro de los gabinetes hará las cosas más fáciles.

 

8. Iluminación sobre el fregadero:

La iluminación sobre el fregadero es muy importante. Un “downlight” de 4 pulgadas o un candelabro pequeño puede servir muy bien para brindarle iluminación a esta área.

 

9. Iluminación en la alacena: 

Es importante tener iluminación donde se guardan la mayoría de los alimentos en la cocina. Puedes colocar una lámpara en la pared o en el techo y controlarla con un interruptor o sensor de movimiento.

 

 

 

Este artículo fue inspirado por remodeling.

Para más información visita: https://www.remodeling.hw.net/business/layered-kitchen-lighting_o

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.