Cuando tenemos un apartamento pequeño o tipo estudio son muchos los momentos en que carecemos de ideas para renovar el espacio. Esto se debe a que los mismos usualmente fusionan la cocina, la sala de estar y el dormitorio en un solo espacio. Es normal que lleguen momentos de desesperación por no saber en dónde colocar la cama, el sofá, la mesa de comedor y hasta el armario lleno de ropa que no logramos organizar de forma cómoda. Sin embargo, no se debe temer; para resolver ésta situación existen varios elementos que debemos revisar y modificar.

En primer lugar se debe escoger una gama de colores sobrios, tales como blanco o crema; también se pueden utilizar verdes, azules, amarillos o rosas claros. Éstos tonos engañan al ojo y la vivienda parecerá más espaciosa. Cabe añadir que los colores sobrios son un componente clave, ya que abren paso a la utilización de patrones y/o colores llamativos en otros elementos sin sobrecargar el hogar.

beautiful-studio-apartment

Photo via Home Design

Del mismo modo, se debe verificar el mobiliario, ya que en apartamentos pequeños o estudios los mismos deben ser versátiles. Es decir, lo ideal es que tengan multiples usos para conservar espacio. Tal es el caso del estudio en la siguiente imagen, en donde reemplazaron la pared por la unidad de tablillas que es doblemente funcional; tanto para el cuarto dormitorio, como para la sala de estar.

Clapham Apartment

Photo by Elayne Barre Photography

Clapham Apartment

Photo by Elayne Barre Photography

Una grandiosa manera de acomodar el mobiliario es creando secciones. En otras palabras, crear espacios imaginarios utilizando nuestros muebles. Esto se puede realizar con el sofá, butacas o sillas, y hasta con la cama. A veces es necesario tomar riesgos e intentar nuevos métodos con el diseño y la decoración. La fusión de elementos decorativos dará un toque necesario para que ese pequeño espacio se convierta en uno llamativo y acogedor.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.