Una fiesta de quesos y vino es una excelente manera de celebrar con amigos y familiares. Las fiestas de vino y quesos no tienen por qué ser lujosas o intimidantes, y tampoco tienen que tomar mucha planificación.

¡Aquí hay algunas formas sencillas de organizar una fiesta improvisada de vino y queso que se puede organizar en un día! Opciones sin productos lácteos también.

A pesar de que la fiesta bien está definida como una de ‘quesos y vino’, eso no significa que eso es lo único que servirás. Lo importante es que sea el queso (así como los vinos) el protagonista principal de la fiesta, por lo que es importante tener opciones y alternativas.

¿Qué otras comidas van con vino?

Para organizar una fiesta (hasta improvisada), no querrás perder tiempo preparando la comida. Piense en alimentos simples que no requieran cocinar ni hornear. Construir una tabla de quesos para servir de todo. ¡Incluso puedes construir en diferentes tablas de quesos para acompañar diferentes tipos de vinos tintos, vinos espumosos y vinos blancos!

A continuación algunas ideas:

¡Snacks y aperitivos que combinan bien con un vino rojo ligero (como un Pinot Noir con sabor a fruta) o un vino blanco como un Chardonnay!

  • Pepinillos dulces como el cornichon
  • Galletas de arroz y galletas sin gluten de hierbas
  • Nueces, almendras y nueces confitadas.
  • Frutas frescas como uvas y rodajas de manzanas
  • Higos secos y albaricoques
  • Aceitunas marinadas
  • Chocolate negro
  • Mermeladas endulzadas con miel y mermelada de pimienta
  • Hummus y otras salsas como mostazas o pimientos rojos
  • Carnes artesanales (tales como los prosciutto de Costco)
  • Dulces simples: galletas de nuez de macadamia o cualquier dulce comprado sin gluten (más saludable) comprado en la tienda 

¡Y claro, que no se te olvide los quesos! Los quesos salados y duros se combinan bien con el vino, al igual que los quesos blandos. Pero no se sienta obligado a servir absolutamente todo tipo de quesos, simplemente lo suficiente para saborear y combinar al menos tres alternativas.

Aquí algunas opciones y el vino con el que combinan:

  • Gouda – perfecto con Cabernet
  • Cheddar envejecido – encantador con Malbec
  • Manchego – combina con un vino espumoso
  • Ricotta – va bien con Riesling
  • Parmesano – delicioso con un Prosecco burbujeante
  • Gruyere – un festival de amor con Chardonnay
  • Brie – va bien con muchos vinos, pero nuestro favorito es Merlot
  • Queso Bleu: combina bien con un Pinot Noir o un Puerto dulce
  • Feta: un vino rosado brillante o rojo seco, ligeramente dulce es perfecto con queso feta salado

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.