Cuando pensamos en el cuarto dormitorio rápidamente nos vienen a la mente distintos elementos que componen la decoración y ambiente de la habitación. La cama, el tocador, alguna butaca y cualquier otra pieza que deseemos incorporar son elementos que siempre vemos en cualquier habitación. Sin embargo, existe un componente al que tal vez no le prestamos la importancia que merece: la cabecera. Esta es la parte de la cama donde se reposa la cabeza y/o se colocan las almohadas. Para algunas personas la cabecera puede ser un accesorio de sostén para mantener la postura, o simplemente un elemento decorativo. Esta pieza también puede enmarcar la cama y ofrecer algún tema estético de nuestro agrado.

Generalmente las cabeceras son hechas con textiles que recubren un marco, o diseños elaborados en metales. No obstante, existen muchísimas formas de dar un toque atractivo y acogedor a la habitación sin tener que utilizar una cabecera. Esto se puede lograr con pinturas, afiches, fotografías, etc. Como cualquier otro elemento decorativo, las cabeceras van a definir el “look” que quieras brindar y también lograrán influenciar nuestro estado anímico. Saca tu creatividad a pasear y escoge elementos de tu preferencia para dar un toque diferente a tu cuarto.

lonnyPhoto via Lonny

one-kings-lanePhoto via One Kings Lane

hgtvPhoto via HGTV

wayne-home-decorPhoto via Wayne Home Decor

apartment-therapyPhoto via Apartment Therapy

deer-interiorPhoto via Deer Interior

dylan-galleryPhoto via Dylan Gallery

one-kings-lane-2Photo via One Kings Lane

bathroom-decorationsPhoto via Bathroom Decorations

Artículos Relacionados

Escribir contestación

Tu correo no será publicado.