Artículo publicado originalmente en inglés por Kate Reggev para Dwell.

La pintura es una de las más fáciles, económicas y poderosas herramientas de decoración disponibles. Aún así, decidir sobre un color no suele ser tan simple. Si buscas alejarte de los tonos neutrales y comunes e infundir un estilo más atrevido y dramático en tu espacio, encamínate al lado salvaje con los siguientes tonos coloridos.

1. Verde Limón

En general, el verde es conocido por sus cualidades refrescantes y por crear balance, en especial por su conexión con la naturaleza y las plantas. Sin embargo, pintar paredes- e incluso techos- con un tono de verde limón ayudará a crear un espacio joven y vibrante, y uno que te energizará desde el momento en que entres.

2. Rojo Camión de Bomberos

El rojo es comúnmente asociado con emociones fuertes -desde amor hasta el enojo- pero un profundo, atrevido rojo color fuero tiene una simplicidad que puede inspirar sentimiento de entusiasmo y energía. Su intensidad se puede balancear con rojos más oscuros y carmesí, o incluso una calmada paleta de amarillo tenue y crema.

3. Amarillo Canario

El amarillo canario retiene el positivismo de un amarillo brillante, pero tiene un toque de anaranjado para una sensación profunda y menos de color primario. Ambos sofisticado y atrevido, este color va bien con verdes, blancos y azules.

4. Negro Matte

El negro podrá ser un color neutra, pero su utilización es una decisión valiente, y comúnmente el opuesto de lo que la mayoría siempre prefiere- un limpio y crujiente blanco.

Debido a que el negro absorbe luz en lugar de reflejarla como otros colores más claros, crea un sentido de drama sutil que va con todo. Cuando se combina con textura, la iluminación correcta e incluso un poco de blanco para crear contraste, puede resultar en un hermosa y efectiva declaración o “statement”.

5. Verde Azulado

El azul es comúnmente asociado con calma y confiabilidad, sugiriendo el cielo o el océano. Sin embargo, con una saludable dosis de verde, el azul tradicional se puede convertir en un profundo y enternecedor tono turquesa.

6. Naranja Mandarina

El naranja mandarina no es tu usual naranja fuera de lo común; es un vigoroso y energizante tono que es brillante sin ser dominante o sobrecargado. Sus tonos son reminiscentes de la puesta del sol, y esta asociación ayuda a mantener su elemento acogedor y hasta un poco exótico.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.